jueves, 19 de octubre de 2017

Atazagorafobia



Octubre dia 19 
01:00
Jodido diario:

Hoy he ido con Silvana a esa tienda del centro
donde los maniquíes  besan sin censura a la anorexia.
Después de once vestidos he pensado firmemente
que lo que mejor le quedaba era la piel.
Pero he  guardado silencio.
Al final se ha decidido por uno de flores
como si fuera primavera.
Aunque si ella dice que es primavera
a ver quien coño le lleva la contraria.

Luego hemos tomado café en la cafetería de siempre,
ella ha necesitado dos sobres de azúcar,
a mí me ha vuelto a bastar
con mirarle los labios.
                                                                                                                                                                                                                                                                     
Dice Lucia:
Que enamorarse de la persona equivocada
es desenamorarse de uno mismo.
Y supongo que por eso me odio.

Me ha hablado de la serie de moda,
del trabajo que está a punto de dejar,
de que su signo (acuario)
es compatible con todos los demás horóscopos si son masculinos
porque en los únicos astros que cree un hombre
son en estos.
Y se ha subido las tetas.
Y yo he bajado al infierno.

Jodido diario no sabes cuanta nostalgia cabe
en dos metros de distancia.
Cuantos inviernos entrometidos
entre su boca y la mía.
Cuanta fantasía en dirección contraria
de la puta realidad.

De camino a su casa hemos vuelto a la infancia,
ya no está esa farola fundida donde planeé besarla
cuando todavía no teníamos edad
para las tristezas.
Tampoco el parque donde sus bragas blancas
hacían de un simple columpio
una preciosa montaña rusa.
Ni rastro de la plaza
donde me dejaba atrapar jugando al escondite
solo para que gritara mi nombre.

- Nos han robado la ciudad
pero no han podido con los recuerdos-
Le he dicho.

Y ella ha sonreído.
Y tiene la misma sonrisa que entonces.
La del recreo,
la de los cumpleaños sin parque de bolas,
la de un auricular para cada uno
cuando la música además de una canción
era un himno.

La misma puta sonrisa de su abrazo con aquel chico
que nunca fui yo,
la de me voy a estudiar a Londres
y la de su foto de bodas.

Nos hemos despedido hasta la próxima
con los mismos besos que se le da a una madre.

Mientras me alejaba del pasado,
aún con su perfume en mi chaqueta
he pensado en su vestido de flores
y en quién será el afortunado
que decore el suelo con sus pétalos.

Y la he odiado,
la he odiado profundamente,
a la primavera claro,
porque a ella jamás he podido.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Grande, como siempre.

Alejandra Lopez dijo...

Wow

Anónimo dijo...

Me encantan tus poemas, siempre <3

desafectos dijo...

Genial.

Isilla dijo...

Magnífico!

lunaroja dijo...

Impresionante este poema, de tanta sencillez el milagro..
Qué placer haberte encontrado.

Zai Vicarious dijo...

Todo parece estar sincronizado, como preestablecido, y se agradece infinitamente.

Anónimo dijo...

Gracias por su perfume. Es la puta primavera.

Anónimo dijo...

Eso sabe que no puedes olvidarlo.

angeloblu dijo...

di passaggio, è molto bello leggerti sarà un piacere seguirti, un abbraccio

Anónimo dijo...

Qué ganas de que volvieras, qué larga ha sido la espera, pero como siempre, después de leerte, estoy sin aliento. Gracias, gracias por poner en palabras los sentimientos.

Siénteme dijo...

Claro, a veces hay que odiar algo, sobre todo uno odia lo que no se ha atrevido a hacer o decir.
Y a veces odiamos y no sabemos qué ni por qué...
Menos mal que leerte me hace olvidar las cosas que odio.
:) Abrazo.

Ivan Casco dijo...

Otro exito.. espero tus cuentos como a la nueva temporada de la serie de moda.. saludos.

Anónimo dijo...

Me has dejado sin palabras...

José Manuel dijo...

Genial!! La primavera, su vestido y la imensidad de tus recuerdos.

Un abrazo

Fran BB dijo...

Esta vez se ha hecho de rogar, eh!
Pero una vez más ha vuelto a merecer la pena.
Siempre ocurre eso con sus endiablados versos.

Anónimo dijo...

Ya se te extrañaba por estas sendas

Robert Jiménez dijo...

Escribo sin saber si leerás,
ha sido aquí donde mis poemas favoritos he encontrado, donde sin duda revivo recuerdos que no son míos al leer palabras de quién le escribe. Es usted razón para cambiar días enteros, cada que descubro que ha escrito algo nuevo, sin más, descubrir este blog por casualidad, me hizo adueñarme del mismo sin siquiera poder compartirlo con muchos conocidos, pues dejarle salir a la luz a mi al rededor, sería sin duda ver cómo personas vacías, destruyen palabras del alma.
Y no podría permitirlo.
No podría ver cómo personas no saben apreciar tan buen trabajo.
Gracias, por escribir,
Por demostrar en palabras lo que grita el alma.

Maria de La Paz Cegarra dijo...

Auténtico y hermoso, como todo lo que escribes y he podido leer ❤️